Desalojan la Catedral de Granada por una misa en Viernes Santo.

Desalojan la Catedral de Granada por una misa en Viernes Santo.

Según fuentes locales, varios agentes s ehan dirigido al arzobispo, Francisco Javier Martínez Fernández, el cual regía la ceremonia religiosa, para que pusiera fín a la Eucaristia.

El arzobispo ha señalado que «lo hemos hecho con la mejor intención». También añadía a las 20 personas que se encontraban en el templo. «Perdonad, interrumpimos la celebración. La policía nos dice que tenemos que desalojar la iglesia, que si no sancionaría a los presentes uno por uno. Voy a pedir que nos acerquen la comunión, os acercáis, comulgáis y vais saliendo uno por uno”, ha señalado.

“Lo siento, nosotros hemos hecho esto con la mejor intención, apoyándonos en el decreto anterior, cuyo artículo 11 decía que en las iglesias de cierto tamaño podían estar ciertos grupos de personas siempre que se guardasen las reglas. Nos dicen que no, que han hablado con sus superiores. Obedecemos la ley y os doy la Comunión mientras vais saliendo”, ha añadido con evidente tristeza.

Jesús Cintora exponía en Facebook: 

Durante la crisis del coronavirus, en Viernes Santo, la Policía Nacional desaloja en la Catedral de Granada a una veintena de asistentes a una misa del Arzobispo, que pide a los presentes que antes de salir pasen a comulgar y afirma: «Lo hemos hecho apoyándonos en el decreto anterior». No han sido sancionados. Después del desalojo, el Arzobispo tose, se saca el pañuelo y bebe agua.

Pues bien, la asociación Abogados Cristianos, acusa de a la policía de «persecución religiosa».

Deja un comentario